Guyana Francesa

Información

Capital: Cayenne

Tamaño: 91,250 km²

Población: 134,000

Moneda: Euro

Idioma: Francés

Visas: No requeridas por residentes de la Comunidad Europea.

Festivales: Aunque no tan famoso como el de sus vecinos de Brasil o el Caribe, el Carnaval de Guyana Francesa es alegre e interesante. Las celebraciones comienzan en Enero, con festividades todos los fines de semana, y terminan en coloridos desfiles, músicas y danzas durante los cuatro días previos al Miércoles de Cenizas, Cada día tiene su propio motivo y las costumbres son muy elegantes.

Guyana Francesa pertenece a Francia. La capital, Cayenne, que está situada en una península en la boca del Rio Cayanne, fue fundada por comerciantes franceses en el siglo 17, pero actualmente tomó su nombre de un príncipe Amerindio. El país es aún fuertemente dependiente de su país tutor en cuanto a inversión y turismo - casi todos los 10,000 visitantes anuales que llegan a Guaiana Francesa son Franceses o Bélgicos.

Aunque el turismo esta en sus principios, los turistas amantes de la naturaleza pueden encontrar aventura en toda esta desconocida esquina de Latinoamérica, cubierta por una densa, exuberante y pacífica vegetación.

St-Laurent du Maroni, cercana por la costa oeste a Suriname, es hogar de la espectacular Catarata Voltaire, y siete kilómetros más hacia el sur esta el pueblo amerindio de Terre Rouge - donde se pueden alquilar canoas para paseos por el Río Maroni. En el Macizo Central, está Saül, un lugar remoto, sepultado,dotado de minas de oro, accesible a través de un mantenido sistemas de caminos.

Un lugar que atrae razonables volúmenes de personas es el Centre Spatial Guyanais, en Kourou, a 60 km al oeste de la capital. Aca se puede aprender todo sobre cohetes en el Museo del Espacio, e incluso hasta tener un dramático lanzamiento.

Más hacia la costa, están las Îles du Salut, sitio de un notorio asentamiento de convictos. Hoy, los monos, tortugas, macaws y palmeras con cocos son los únicos habitantes. La Isla del Diablo es conocida por ser la más segura e inaccesible de todas - el único prisionero que escapó fue Henri Charrière, que flotó hasta Venezuela en 1944 en una balsa hecha de palma. El recorrido de Charrière consistió en subir por la costa hasta Awala-Yalimopo donde, hoy, puedes recrear la vista con gigantes tortugas "baula" poniendo sus huevos a la luz de la luna, o pequeñas tortuguitas dirigiéndose hacia el mar.


Todo el texto es © Latin American Travel Association (Asociación Latinoamericana de Viajes). LATA es una organización comercial sin fines de lucro y damos la bienvenida como miembros a todas las compañías o individuos que compartan nuestros ánimos y objetivos. Aunque ponemos todo el cuidado para asegurarnos que nuestros miembros son auténticos, se recomienda a potenciales clientes a hacer sus propias preguntas antes de hacer cualquier acuerdo.

Como llegar